Si usted ya sufre psoriasis y nota que un dedo se pone rojo y se le inflama como una “salchicha” aunque no duela, debe acudir a su dermatólogo. Y es que ésta es una de las manifestaciones más características y frecuentes de la artritis psoriásica. Otro síntoma es el dolor articular que puede llegar a despertarle por la noche o que no mejora con el reposo. En ocasiones la afectación axial puede manifestarse con cervicalgia y lumbalgia inflamatoria (clínica insidiosa, agravada con el reposo, predominio nocturno y con clara respuesta a AINE).

Los dolores articulares y lumbalgias que tiene el 90% de la población en algún momento de la vida son de tipo mecánico y acostumbran a iniciarse de forma aguda, ceder en menos de diez días, mejorar en reposo y empeorar con el movimiento.

Hay otros síntomas que son similares a los de cualquier tipo de artritis. Por la mañana notará entumecimiento, dificultad para abrir y cerrar las manos, dolor en las articulaciones y rigidez que, pasada una hora, mejorará. También es habitual la artritis de rodillas y tobillos y, menos frecuente pero también posible, dolor en los tendones de Aquiles y en las plantas de los pies al levantarse y dar los primero pasos. A los síntomas articulares comentados se pueden asociar cansancio y mal estado general.

Si usted ya sufre psoriasis y nota que un dedo se pone rojo y se le inflama como una “salchicha” aunque no duela, debe acudir a su dermatólogo.

Su médico le preguntará por las características del dolor, le explorará las articulaciones y, si es necesario, le encargará unos análisis de sangre, radiografías e incluso resonancias magnéticas de las articulaciones en las que pueda haber artritis para ver el grado de afectación.

Si hay algún resultado que indique la posibilidad del diagnóstico, el especialista la tendrá que confirmar siguiendo los criterios de clasificación CASPAR (Classification of Psoriatic Artritis). Cuando una persona con una inflamación articular o de tendones suma 3 o más puntos de la lista de criterios, las probabilidades de que la artritis sea psoriásica es del 98%.

Lista de criterios

2 puntos

Psoriasis intercurrente o activa

1 punto

Antecedentes personales de psoriasis (no hace falta que la psoriasis esté presente en este momento)

1 punto

Antecedentes familiares de psoriasis (este punto no suma si hay psoriasis activa o previa)

1 punto

Dactilitis

1 punto

Formación de hueso nuevo junto a las articulaciones en las radiografías

1 punto

Factor reumatoide negativo

1 punto

Distrofia o alteraciones ungueales típicas de psoriasis

Volver arriba

Cualquiera puede verse afectada, pero generalmente incide en las rodillas, los codos, las muñecas, los tobillos, las articulaciones de los dedos de las manos (la de la punta de los dedos) o la columna vertebral.

También las estructuras situadas alrededor de las articulaciones, tales como las inserciones de los tendones en los huesos (entesitis) o la totalidad de un dedo (dactilitis). La afectación de las articulaciones interfalángicas distales es un rasgo muy distintivo y característico de la enfermedad, y el que permite diferenciarla de la artritis reumatoide.

Volver arriba
Entesitis

Entesitis talón
Fotografías cedidas por la SER.

Es la inflamación de la zona de inserción de los tendones con el hueso y todo lo que le rodea. En los pacientes con artritis psoriásica se puede encontrar inflamación del tendón de Aquiles en el talón, en la planta del pie y en la pelvis (zona sacra).

Volver arriba
Dactilitis

Dactilitis
Fotografías cedidas por la SER.

La dactilitis es la inflamación y engrosamiento difuso de todo un dedo de la mano o el pies.

Puede llegar a afectar al 30% de los afectados de artritis psoriásica. Lo más frecuente es que ocurra en los dedos de las manos, pero también puede ocurrir en los dedos de los pies.

El dedo tiene un aspecto engrosado denominado “dedo en salchicha”.

Volver arriba

Se queja de dolor cuando le mueve la articulación afectada, también se queja cuando le presiona con el dedo sobre la articulación afectada y en ocasiones que la articulación está hinchada y tiene más líquido del habitual en su interior, lo que se llama derrame articular.

En ocasiones, el médico puede encontrarse con un dolor y tumefacción de la inserción del tendón de Aquiles y/o la fascia plantar y ocasionalmente dolor vertebral inflamatorio.

Volver arriba

No, no todos los pacientes con psoriasis y dolor articular tienen artritis psoriásica.

La presencia de dolores osteoarticulares en pacientes con psoriasis es más frecuente que en la población general (aproximadamente un 30%), sin embargo sólo una pequeña parte de estos dolores se traducen en un reumatismo psoriásico.

Pero si el dolor es persistente se aconseja consultar a su médico habitual (cabecera y/o dermatólogo) que tomará la decisión más adecuada en vista de la clínica para descartar la presencia de artritris psoriásica.

Volver arriba

No. Ninguno de los marcadores de un análisis de sangre permite predecir la aparición en un futuro de una artritis psoriásica.

Volver arriba

Neoformación ósea
Fotografías cedidas por la SER.

En general no, pero en algunos casos sin embargo, la presencia de erosiones en los huesos asociadas a la formación de hueso nuevo son signos muy sugerentes de la artritis psoriásica. Radiológicamente uno de los signos característicos de la psoriasis es la típica imagen «de lápiz en copa» en articulación interfalángica con aumento de partes blandas acompañantes y erosión marginal medial en articulación interfalángica distal.

Volver arriba
img_page_ecografia

Ecografía
Fotografías cedidas por la SER.

Sí. Estudios recientes realizados en el Hospital de Manises de Valencia señalan que esta tecnología puede ser utilizada por los propios dermatólogos en la detección precoz de la artritis psoriásica ante la existencia de síntomas clínicos. Examinando por este procedimiento a un paciente con psoriasis y que presente cualquier mínimo dolor articular o que presente afectación ungueal, el retraso del tratamiento de la artritis podría verse reducido. De esta forma, la valoración dermatológica ecográfica en la consulta, puede permitir un envío más certero de los pacientes con artritis psoriásica a la consulta del especialista en reumatología para recibir su tratamiento personalizado.

Volver arriba

La piel sana se diferencia de la piel con psoriasis en varios aspectos ecográficos. Se pueden detectar con una ecografía afectaciones comunes de la psoriasis, como la afectación de las uñas o de los dedos. Actualmente, se está trabajando en la evaluación de la importancia de determinados aspectos ecográficos del paciente con psoriasis y su correlación con otras comorbilidades.

Volver arriba

Lo antes posible para facilitar la respuesta al tratamiento y evitar complicaciones.

Volver arriba
 ¿Qué debe hacer usted si tiene psoriasis y tiene dolor articular?

Es fundamental que se lo diga al médico que le está visitando por la psoriasis, su médico de cabecera o a su dermatólogo. Muchas veces se tratará de un dolor mecánico banal y no corresponderá a una artritis, pero el que sabe distinguirlo es el médico.

Volver arriba