Artritis psoriásica y trabajo. ¿Son compatibles?

Si tengo artritis psoriásica, ¿puedo trabajar?

Trabajar con artritis psoriásica es posible si la enfermedad no es muy importante y se controla con el tratamiento. Ten en cuenta, que deberás adaptar tu trabajo a las necesidades derivadas de la enfermedad. Habla con reumatólogo y tu fisioterapeuta para ver cómo debes proteger las articulaciones y evitar lesiones, utilizando férulas en las muñecas y/o manos o plantillas y/o calzado específico.

La artritis psoriásica, ¿puede ser motivo de baja laboral?

Dependerá del tipo de trabajo que tengas y de la intensidad de la enfermedad y lo controlada que esté. En cualquier caso, sí puede ser motivo de baja laboral transitoria, mientras se espera que el tratamiento haga efecto y que la artritis psoriásica mejore.

Cuando ya existe daño articular y limitación funcional, en ocasiones, puede ser necesaria la invalidez permanente.

Consejos en el trabajo

Compaginar la artritis psoriásica con el trabajo resulta, a menudo, complicado. Cada vez existen más pruebas de que un tratamiento efectivo puede ayudar a mantener el lugar de trabajo, sin embargo, que tu entorno laboral comprenda tu enfermedad, tus derechos y necesidades es también esencial. Estas recomendaciones te ayudarán a convivir mejor con la artritis psoriásica en el trabajo y a mejorar tu efectividad y productividad:

Reúnete con tu superior: Explícale cómo la artritis psoriásica puede afectar en tu rendimiento, tu necesidad de compatibilizar el trabajo con las visitas al médico y si necesitas utilizar dispositivos específicos. Esta reunión es importante para dejar claras tus necesidades y no solo será beneficiosa para ti; también para la empresa.

Adapta tu lugar de trabajo: Realiza pausas a lo largo del día para caminar y reducir el dolor y la rigidez de las articulaciones. Si necesitas adaptar tu lugar de trabajo con dispositivos especiales para no tener que llevar a cabo tareas físicas que empeoren tu estado, habla con tu superior. Aquí tienes algunos ejemplos de recursos que podrías necesitar:

  • Realizar un horario más flexible.
  • Sustituir el ratón por un Track Pad.
  • Utilizar otra clase de teclado.
  • Cambiar la posición y ajustar la altura de la pantalla del ordenador, según tus necesidades.
  • Ajustar la altura de la silla y/o del escritorio.
  • Solicitar ayuda si tienes que levantar objetos pesados.

Organizate:

  • Programa las visitas médicas a primera hora o a última hora del día, para estar menos tiempo fuera del trabajo.
  • Si tienes varias visitas o debes someterte a pruebas médicas, valora la opción de pedir un día libre en el trabajo y concentrar en él todas las visitas.
  • Si tomas varios medicamentos durante el día, asegúrate de tener una dosis de repuesto en la oficina, por si un día olvidas la medicación en casa.

Mantén una actitud positiva:

  • Procura no saturarte con exceso de trabajo, así evitarás el estrés que podría empeorar tu artritis psoriásica.
  • Estar informado sobre tu enfermedad y conocer tus necesidades, derechos y recursos disponibles en el lugar de trabajo te ayudará a estar más relajado/a e influirá positivamente en tu actitud.

Para más información, puedes leer estos artículos: “Trabajando con psoriasis y artritis psoriásica” y “No puedo trabajar. ¿Qué debo hacer?“.

Escucha el testimonio y los consejos de otros pacientes

Ale, paciente de artritis psoriásica desde hace 10 años, explica cómo el deporte le ha ayudado a convivir mejor con la enfermedad.
¿Cómo afecta la artritis psoriásica en el día a día de los pacientes? Irene, socia y colaboradora de Acción Psoriasis, cuenta su experiencia personal.
¿Tienes alguna consulta?

Si quieres te contactamos para informarte y asesorarte.

¡Te ayudamos a que convivir con la artritis psoriásica sea más fácil!

eat2

Hábitos de alimentación

¿Sabías que nuestra alimentación cotidiana influye en la evolución de la artritis psoriásica? Te explicamos cómo alimentarte para controlar mejor la enfermedad

dolor1

Cómo aliviar el dolor

El dolor en la artritis psoriásica puede relacionarse con varias causas. Toma nota de estos consejos para controlarlo. Si persiste, ¡habla con tu médico!

about2

Sobre nosotros

¿Sabías que nuestra alimentación cotidiana influye en la evolución de la artritis psoriásica? Te explicamos cómo alimentarte para controlar mejor la enfermedad