Hábitos alimentarios

Hábitos alimentarios

Nuestra alimentación cotidiana influye en la evolución de la psoriasis y de la artritis psoriásica. ¿Sabías que si sufrimos estas enfermedades, tenemos más necesidades nutricionales, debido a la situación de inflamación crónica y de permanente recambio cutáneo?

No existe ninguna dieta que se haya mostrado eficaz en el tratamiento o mejora de la artritis psoriásica, sin embargo, se aconseja seguir una dieta saludable como la mediterránea, evitar el sobrepeso, el tabaco y el alcohol.

¡Sigue estas 7 recomendaciones!

Es fundamental seguir una alimentación equilibrada en nutrientes, es decir, variada en alimentos y basada en:

Los vegetales aseguran un aporte de calorías adecuado, nutrientes beneficiosos para la piel con psoriasis (provitamina A o betacarotenos, antioxidantes, minerales como el zinc, selenio o magnesio). Además, ayudan a prevenir y tratar el sobrepeso y la obesidad, un factor de riesgo de empeoramiento de la psoriasis y la artritis psoriásica.

Se encuentran en los vegetales y frutas de color amarillo, naranja y rojo, como la calabaza, zanahoria, pimiento, tomate, albaricoque…También en los de color verde intenso, como el brócoli o las espinacas. Estos nutrientes intervienen en la formación y el mantenimiento de las células de la piel, favoreciendo su hidratación, protección y regulación.
Los antioxidantes que contienen muchos alimentos en forma de vitaminas, minerales u otras moléculas, ayudan a nuestro organismo a protegerse contra la acción dañina de los radicales libres. Éstos son moléculas residuales que se forman como consecuencia de las reacciones de nuestras células. Contienen antioxidantes las frutas, verduras, frutos secos, semillas, los cereales integrales, el aceite de oliva, etc.

Teniendo en cuenta que la psoriasis y la artritis psoriásica son enfermedades inflamatorias, los alimentos de acción antiinflamatoria deben ser nuestros aliados. Todos aquellos alimentos ricos en omega 3 – un ácido graso esencial que nuestro cuerpo es incapaz de fabricar- no pueden faltar en nuestra dieta: pescado azul (salmón, sardina, anchoa…), marisco, yema de huevo de corral, semillas y frutos secos (lino, chía, nueces…), etc.

Igual de importante que el omega 3 es el omega 6, que encontramos en algunos alimentos de origen animal, como las carnes grasas como la ternera, y las aves, como el pollo o el pavo. Aunque éste último tiene muchas propiedades saludables, si abusamos de él puede llegar producir sustancias inflamatorias, no deseadas en enfermedades inflamatorias crónicas como la psoriasis y la artritis psoriásica. Por ello, conviene reducir el consumo de carne y tomar más pescado.

La salud intestinal juega un papel importante en la psoriasis y la artritis psoriásica. Que nuestro organismo reciba los nutrientes que necesita, no solo dependerá de nuestra elección de alimentos, sino también de la capacidad de nuestro sistema digestivo. Por ello, debemos cuidar nuestra flora intestinal consumiendo alimentos integrales ricos en fibra, como los cereales integrales (arroz, trigo, avena, mijo, pan integral, pasta integral…), las legumbres, las frutas, los frutos secos y las semillas. También debemos tomar probióticos, que encontramos en los fermentados como el yogur, el kéfir o el chucrut.

Según varios estudios recientes, la Vitamina D tiene efectos beneficiosos en enfermedades inflamatorias, en las que hay una implicación del sistema inmunitario. Este es el caso de la psoriasis y la artritis psoriásica. Esta Vitamina no solo equilibra el sistema inmunológico, también es antinflamatoria. Asegúrate de consumir alimentos ricos en vitamina D (pescado -sobretodo azul-, huevo, pipas de girasol…), y toma el sol a diario con moderación, para estimular así la fabricación de la vitamina D por parte de las células de la piel.

Otros consejos

alimentacion-9

Toma una porción de vegetales tanto en comida como en cena, una de ellas de forma cruda.

alimentacion-4

Consume de 2 a 3 piezas de fruta al día.

alimentacion-5

Disminuye el consumo de lácteos.

alimentacion-2

Toma pescado 4 veces por semana (dos de ellas pescado azul). Si eres vegetariano/a, sustitúyelo por algas, semillas y otras fuentes de Omega 3.

alimentacion-6

Consume 2 puñados de frutos secos crudos al día, ni fritos ni salados.

alimentacion-7

Usa siempre aceite de oliva virgen, para ensalada y para cocinar.

alimentacion-8

La ingesta de agua y líquidos diaria debe ser superior a los 2 litros.

alimentacion-1

Procura conseguir y mantener un peso adecuado. Si sufres obesidad, deberás iniciar una dieta baja en calorías para perder peso.

Evita en lo posible el consumo de tabaco y alcohol.

IMPORTANTE: Si crees que sufres celiaquía o hipersensibilidad al gluten, acude a un nutricionista para averiguarlo y poder comenzar, si lo necesitas, una dieta libre de gluten. Se ha observado que en personas que presentan celiaquía y psoriasis, la supresión del gluten de la dieta comporta mejorías en ambas enfermedades.

Para más información, puedes leer estos artículos: “Guia dieta equilibrada” y “La alimentación y la nutrición en la psoriasis”.

Escucha el testimonio y los consejos de otros pacientes

Ale, paciente de artritis psoriásica desde hace 10 años, explica cómo el deporte le ha ayudado a convivir mejor con la enfermedad.
¿Cómo afecta la artritis psoriásica en el día a día de los pacientes? Irene, socia y colaboradora de Acción Psoriasis, cuenta su experiencia personal.
¿Tienes alguna consulta?

Si quieres te contactamos para informarte y asesorarte.


¡Te ayudamos a que convivir con la artritis psoriásica sea más fácil!

dolor1

Cómo aliviar el dolor

El dolor en la artritis psoriásica puede relacionarse con varias causas. Toma nota de estos consejos para controlarlo. Si persiste, ¡habla con tu médico!

shirt2

Trabajar con artritis psoriásica

Resuelve tus dudas sobre cómo hacer compatibles la artritis psoriásica y tu trabajo

about2

Sobre nosotros

¿Sabías que nuestra alimentación cotidiana influye en la evolución de la artritis psoriásica? Te explicamos cómo alimentarte para controlar mejor la enfermedad