Tratamientos - Recomendaciones

Recomendaciones sobre el tratamiento de la artritis psoriásica

  1. Nunca recomiendes a otros pacientes tratamientos, aunque que te hayan ido bien a ti. Si quieres, puedes recomendar al médico que ha sabido tratar tu enfermedad, pero ten en cuenta que el tratamiento de la artritis psoriásica debe ser individualizado.
  2. Antes y/o durante el tratamiento de artritis psoriásica, informa siempre a tu médico sobre…
    • Alergias a medicamentos.
    • Fármacos que estés tomando o debas comenzar a tomar, incluidos los preparados vitamínicos de adquisición sin receta.
    • Problemas médicos. Especialmente si sufres enfermedades del riñón, del hígado o del pulmón, o si eres portador del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Éstos pueden aumentar el riesgo de toxicidad por el medicamento.
    • Si has estado en contacto con personas afectadas de tuberculosis, sarampión o varicela mientras realizas el tratamiento con medicamentos inmunosupresores o medicamentos biológicos.
    • Si notas algunos de los efectos secundarios descritos en el prospecto del medicamento o que tu especialista te haya indicado.
    • Si sufres una gripe, una infección, una enfermedad importante, o debes ser sometido a una intervención quirúrgica. Él valorará si es conveniente interrumpir temporalmente el medicamento. Ten en cuenta que, si se suspende el tratamiento por algún motivo, la artritis puede empeorar pasadas unas semanas.
    • Si vas a vacunarte y estás en tratamiento con medicamentos modificadores de la enfermedad o con medicamentos biológicos. Estos medicamentos, al disminuir las defensas, pueden reducir el efecto protector de la vacuna y hacer que la vacunación no sea efectiva; y que desarrolles la infección que tratas de prevenir con la vacuna. Existe riesgo con las vacunas fabricadas con gérmenes vivos atenuados (fiebre amarilla, tuberculosis-BCG, fiebre tifoidea, poliomelitis oral, sarampión, paperas y rubeola).
  3. No abandones el tratamiento por tu cuenta cuando te encuentres bien y no tengas dolor. Esto no significa que la enfermedad no esté activa y pueda producirse daño articular. Si tienes dudas habla con tu médico y pregúntale por la posibilidad de disminuir la dosis o suspender el tratamiento.
  4. Acude a las visitas médicas que tienes programadas. Son muy importantes y es necesario que no estén muy espaciadas, para hacer un correcto seguimiento de tu tratamiento, y poder detectar si éste no funciona, si provoca una mala reacción, o si deja de hacer efecto con el tiempo.
¿Tienes alguna consulta?

Si quieres te contactamos para informarte y asesorarte.

¡Te ayudamos a que convivir con la artritis psoriásica sea más fácil!

Hábitos de alimentación

¿Sabías que nuestra alimentación cotidiana influye en la evolución de la artritis psoriásica? Te explicamos cómo alimentarte para controlar mejor la enfermedad

Trabajar con artritis psoriásica

Resuelve tus dudas sobre cómo hacer compatibles la artritis psoriásica y tu trabajo

Sobre nosotros

Si sufres artritis psoriásica, en Acción Psoriasis podrás compartir tu experiencia con otros pacientes y contar con apoyo profesional